martes, 22 de noviembre de 2011

SUPERVISIÓN EDUCATIVA


SUPERVISIÓN EDUCATIVA

ETIMOLOGÍA: “La palabra supervisión proviene de las voces latinas “súper” que significa sobre o encima de” y “visión” que implica percepción. Lo que supone tener una visión superior”.

CONCEPTO: “La supervisión es un servicio de orientación y asesoría técnica en la cual la verificación y la evaluación son acciones complementarias que permiten recoger información sobre la problemática que deberá ser superada a través de acciones de asesoramiento, tan pronto sean detectadas.” (Alvarado, D.)

“El servicio de supervisión educativa está destinado al mejoramiento de la calidad y eficiencia de la educación mediante el asesoramiento, la promoción y la evaluación del proceso educativo y de su administración. Se ofrece en forma permanente y organizada conformando un sistema” (Ministerio de Educación).

“El servicio de supervisión educativa está destinado al mejoramiento de la calidad y eficiencia de la educación, mediante el asesoramiento, la promoción y la evaluación del proceso educativo y de su administración. Se ofrece en forma permanente y organizada conformando un sistema”. (D.S.50-82-ED. Art. 20).

“La supervisión educativa es el servicio técnico destinado al mejoramiento de la calidad y eficiencia de la educación, mediante las acciones de investigación, análisis, asesoramiento, orientación, promoción y evaluación del proceso educativo y de su correcta administración” (ONDEC).

En el texto, Supervisión Educativa Integral de Calero, M. (1989) encontramos variadas definiciones de supervisión educativa, según los objetivos, amplitud, naturaleza, etc. Que sustentan sus autores, como puede advertirse en las siguientes:

“Supervisión es el procedimiento de dar dirección y de proporcionar una evaluación critica al proceso educativo”. (Chester T. Mc. Nerney).

“La supervisión es un proceso planificador, es un sistema que crea los mecanismos y las funciones necesarias para que el sistema educativo se perfeccione continuamente,” (Carlos Malpica F.).

“Supervisión es el conjunto de actividades que permite investigar, conocer, orientar, renovar y coordinar, técnica, científica y democráticamente la función educativa”. (Efraín Montalvo Callo).

“La función básica de la supervisión es mejorar el aprendizaje de los alumnos. La supervisión educativa es una actividad de servicio, que existe para ayudar a los maestros a hacer mejor su trabajo”. (Kimball Wiles).

La supervisión educativa implica el mejoramiento de la situación total del proceso enseñanza aprendizaje.” (W. S. Elsbrre y H. Mc. Nally).
“La supervisión es la operación de orientación y control del proceso educativo y de su administración para elevar los niveles de rendimiento escolar”. (Rómulo Alegre Valderrama).

“Supervisión quiere decir: coordinar, estimular y dirigir el desenvolvimiento de los profesores, para que por medio de ellos se estimule a cada individuo a través del ejercicio de su talento, la más completa e inteligente participación en la sociedad a la que pertenece”. (Luis Arturo Lemus)

“La supervisión es el conjunto de actividades que permite conocer, desarrollar, orientar y mejorar la función educativa en forma técnica y democrática, mediante la interacción de educadores, autoridades y miembros de la comunidad”. (Felipe Morales)

IMPORTANCIA DE LA SUPERVISIÓN EDUCATIVA:
En la administración son importantes los procesos de planificación, gestión, seguimiento y evaluación (control), entendidos como medidores o indicadores para la dirección escolar, constituyendo uno de los grandes aportes administrativos, que permiten tener una visión de la situación que se desea controlar. Los directores de las Instituciones Educativas (IE) manifiestan las necesidades de consolidar y asegurar la supervivencia de las mismas y trabajar los temas administrativos, no basados en la moda de los conceptos, sino desarrollando una opciones para apoyar y mejorar el alcance del trabajo cultural en la comunidad.

Para lograrlo, se propone un modelo basado en los elementos de la planeación estratégica, cuyos principales elementos son: La definición del QUÉ, la concreción de las aspiraciones de los directamente involucrados en las IE, estudiantes, maestros, directivos, padres de familia, representantes de la comunidad, autoridades escolares, evaluar con claridad y objetividad la situación presente de la organización, identificando los aspectos del entorno y a nivel interno de la organización que le afectan los resultados para fijar un punto de partida en el trabajo del nuevo período, definir el CÓMO, definir estrategias, políticas y las diferentes acciones a seguir para obtener los resultados propuestos.

Estos elementos los entendemos como las acciones que buscan asegurar el reconocimiento y permanencia de la IE. Se puede entender también como la configuración de criterios para orientar las decisiones fundamentales; como un conjunto de políticas para llevar adelante las actividades requeridas por la empresa, respondiendo a la pregunta qué hacer para cumplir con la misión de la organización.
Si bien a nivel de las naciones se puede comprender que “no existen países desarrollados o subdesarrollados, sino países administrados o subadministrados”, lo que debemos comprender es que el hecho de que la administración tenga como objeto de estudio las escuelas, dada la complejidad del mundo y sus relaciones, lo que ocasiona distintos ramas de esta disciplina.
Dentro de las tareas que se necesitan establecer se tienen; Crear una noción dentro de la IE de que tiene vida propia, propiciar que el sistema sea productivo – educativo en forma eficaz e y eficiente, planificar, decidir, controlar, no solo los recursos materiales sino también los humanos, armonizar los conflictos humanos y garantizar el funcionamiento de la escuela. En muchas de las IE el activo más importante y casi siempre el único lo representan las personas vinculadas a las IE en la mayoría de los casos son arte y parte. Debiendo ser personas con alto compromiso y con muchas necesidades de programas de formación en las comunidades.

Todo el proceso administrativo tiene un soporte en la organización escolar: los equipos de trabajo, como el conjunto de personas organizadas formalmente para lograr una comunicación efectiva alrededor de la tarea, transmitiendo información, canalizando problemas, proponiendo mejoras y soluciones que conducen a consolidar la calidad en el servicio. Los estudiantes y maestros en una IE son quienes le dan vida y estilo propio: son quienes deben garantizar el logro de las variables escolares y la satisfacción de las necesidades y aspiraciones culturales de la comunidad o de un grupo social determinado.

La administración de estos equipos de personas depende de un trabajo interdisciplinario, porque implica conceptos de psicología ocupacional y organizacional, de sociología organizacional, de ingeniería industrial, de derecho laboral, de salud ocupacional, de ingeniería de seguridad, de medicina del trabajo, de ingeniería de sistemas, entre otros aspectos; sin embargo, no hay leyes o principios universales para su administración.

Todo proceso administrativo del personal depende de la situación organizacional: del ambiente, de la tecnología, de las políticas, de la visión y misión, de la filosofía administrativa y, sobre todo, de la calidad y cantidad de personas dispuestas al trabajo educativo. Esta área de la administración implica la planeación de las acciones que permiten desarrollar y consolidar el equipo de personas como: La investigación en el medio de profesionales, líderes, creadores y gestores culturales, establecer en el plan las acciones para la consecución, descripción de los cargos y perfiles ocupacionales para la preselección y selección de las personas que harán parte del equipo de trabajo.

En el proceso de administración del personal se contemplan actividades como: Vinculación y socialización, preinducción, inducción, entrenamiento y capacitación. Dentro de la administración tiene importancia el proceso de planificación, ya que es el que da el sentido al comportamiento administrativo de la organización. Donde las acciones que se llevan a cabo están soportadas por medio de un plan y no en forma de impulsos voluntarios de diferentes miembros de la escuela. Las tareas administrativas de la escuela se deben de dar en tres procesos; Planeamiento, gestión y control.

CLASES DE SUPERVISIÓN: Briggs, citado por Calero, M. (1998 p.17), establece 4 clases de supervisión:

  1. Supervisión correctiva: Es de tipo tradicional y más autoritaria de todas, valiéndose de la imposición verticalista y tratamiento fiscalizador. Sólo trata de localizar errores y defectos para corregirlos de acuerdo a un reglamento y escala de sanciones. Es muy legalista. Su desempeño es fácil. Trata sobre supuestos o indicios y no investiga las verdaderas causas. A todas las personas y casos los trata con igualdad, sin distinguir las diferencias individuales y circunstancias (tiempo, lugar, estado de ánimo, etc.). Genera descontento y desilusión al no considerar las bondades, méritos y esfuerzos. La corrección puede hacerse de modo inmediato y mediato, directo e indirecto. El primero tiene la ventaja de enmendar sobre la marcha, pero tiene el peligro de poder generar otros problemas. El segundo se hace con mayor calma. El directo es duro y poco grato. El indirecto se hace sin mencionar faltas ni persona que la ocasionó.

  1. Supervisión Preventiva: Se basa en que el supervisor debe estar alerto y capacitado para prever y evitar problemas o dificultades. La previsión es tomada como un aviso de lo que puede suceder y no como una amenaza, ni llamada de atención; se da como sugerencias y recomendaciones hábilmente expresadas. Está orientada por el adagio: “Más vale prevenir que curar” o “una onza de previsión vale más que un kilo de corrección” Es posible lograrlo con el conveniente planeamiento educativo. Esta es mejor que la anterior, aunque no todos los problemas pueden preverse. Tiene la ventaja de evitar que el docente no pierda confianza en sí mismo, gracias a la previsión.

  1. Supervisión constructiva: Siempre actúa con la intención de alentar antes que destruir, desaprobar o desmoralizar. A la vez que corrige, trata de recuperar gradualmente los aspectos educativos afectados. Destaca los desaciertos y de modo paralelo las diferentes alternativas y sus causas. Ubicada la falta no se pronuncia de inmediato si no tiene las medidas correctivas. En efecto, depende de la personalidad del supervisor, de su actitud estimulante para proyectarse constructivamente, pues “toda supervisión, debe ser constructiva y no destructiva”

  1. Supervisión creativa: Es la más ideal. Trata de estimular al personal para una obra creadora dándole libertad de acción e iniciativa, procurando acrecentar en cada uno el espíritu de superación. El supervisor debe tratar de descubrir, desarrollar, guiar la capacidad creadora del supervisado. Debe liberarlo de todos los sistemas tradicionales, prejuicios, esquemas fijos, autoritarismos, etc. Es la mejor que se adapta al concepto democrático de la educación, en cuanto responde a sus líneas y objetivos.


FUNCIONES GENERALES DE LA SUPERVISIÓN:

  1. Planeamiento:
a)      Elaboración del perfil  situacional.
b)     Formulación del Plan Anual de Supervisión.
c)      Planificar y coordinar la verificación del funcionamiento de los organismos de ejecución.
d)     Planificar trabajos específicos.
e)      Promover nuevas tecnologías educativas y el intercambio de dichas experiencias.

  1. Organización:
a)      Implementación permanente a la comunidad educativa.
b)     Difusión de los conceptos, principios, técnicas, normas y necesidades de supervisión educativa.
c)      Organización  de la oficina: personal y equipos.
d)     Cumplimiento del Reglamento Interno.
e)      Conformación de equipos de trabajo.

  1. Dirección:
a)      Asesorar en los aspectos administrativo y técnico-pedagógico a quienes dirigen y ejecutan la obra educativa.
b)     Racionalizar personal, recursos y funciones.
c)      Propiciar el bienestar del personal.
d)     Realizar supervisión general y especializada.
e)      Efectuar coordinación inter e intra sectorial.
f)       Establecer buenas relaciones humanas.


  1. Evaluación:
a)      Verificar el desarrollo de los fines de la educación.
b)     Controlar el cumplimiento de los dispositivos legales vigentes.
c)      Evaluar el proceso educativo en cuanto a cumplimiento de objetivos formulados.
d)     Controlar la asistencia y acciones del personal.
e)      Realizar inventarios e informes y procesarlos.
f)       Evaluar el potencial humano, recursos, procesos y técnicas intervinientes.
g)      Informar sobre el desarrollo del servicio de supervisión en su jurisdicción a la superioridad y a la base. (Calero, M. 1998, p. 107)


ETAPAS DEL PROCESO DE SUPERVISIÓN
El proceso de supervisión se cumple en tres etapas: Planeamiento, Seguimiento y Evaluación, las mismas que se ejecutan en todos los niveles administrativos y de atención del servicio educativo:

  1. PLANEAMIENTO:
El planeamiento se hace de acuerdo a la información básica de la que se dispone, dispositivos y normas técnicas vigentes. En el planeamiento se determina el ¿para qué se va a supervisar?, ¿qué se va a supervisar?, ¿dónde se realizará la supervisión?, ¿cómo?, ¿cuándo? Y el ¿con qué se va a supervisar?
En su contenido, el planeamiento varía, bien se trate de elaborar un plan general para un período anual o semestral, o un plan operativo para supervisar específicamente a los docentes que desarrollan actividades programadas en un centro o programa educativo.

Diseño del plan general de supervisión: Comprende:
ü    Diagnóstico de la situación educacional: Se hace en base a la información obtenida sobre la situación educacional. Después de estudiar y analizar esta información se debe formular una apreciación diagnóstica.
ü    Objetivos y metas: Deben ser establecidos en base a los problemas del servicio educativo identificados y priorizados de acuerdo a la situación de la realidad existente. En tanto, las metas serán determinadas de acuerdo a las normas técnicas y posibilidad de recursos.
ü    Alcance: Se refiere al sujeto-objeto de acuerdo al nivel o modalidad en que se realiza la supervisión.
ü          Período: Se refiere a la fecha de duración.
ü    Aspectos por supervisar: Es el conjunto de actividades que se realizarán para lograr los objetivos propuestos en el plan general, debiendo especificarse algunas características de las mismas.
ü    Técnicas e instrumentos: Se seleccionarán de acuerdo a la naturaleza de las actividades programadas, de los recursos disponibles y de los objetivos formulados.
ü    Recursos: Están constituidos por todos los elementos humanos, materiales y económicos necesarios para la ejecución de las actividades programadas. Es necesario especificar su número, cantidad y naturaleza.
ü    Cronograma de actividades: Es un cuadro de doble entrada donde se registran las actividades y tareas, señalando fecha del inicio y término de cada una, sirve para llevar un control objetivo de su cumplimiento durante el año o semestre lectivo.

  1. SEGUIMIENTO (Ejecución)
El seguimiento es la segunda etapa en la labor de supervisor, pues ésta no sólo sigue el desarrollo de las propias actividades, sino también el de las actividades de todo el cuerpo docente. El seguimiento es una labor permanente que se desarrolla durante todo el período lectivo, a fin de asegurar la unidad y continuidad de las actividades escolares y ofrecer orientación y asesoramiento a los docentes.

En esta etapa se aplican las técnicas e instrumentos previamente establecidos y seleccionados para cada situación. Los procedimientos son:

a)                  Entrevista inicial: Es el primer contacto del supervisor con los supervisados, tiene por objeto lograr un ambiente de confianza e informarles: los objetivos, metodología y cronograma de trabajo.
b)                  Recolección de información: La información se obtiene observando y aplicando técnicas e instrumentos de verificación y evaluación.
c)                  Entrevista de salida: Es la reunión del supervisor con los supervisados, en la cual se presenta un informe de las apreciaciones sobre los aspectos positivos y deficitarios encontrados en el seguimiento, así como las sugerencias y recomendaciones para mejorar la eficiencia del personal, que repercutirá en una mejor prestación del servicio educativo.

  1. EVALUACIÓN:
La evaluación del proceso de supervisión, actúa sobre la base de los resultados de los trabajos realizados. Antes de realizar la evaluación de la supervisión es importante recordar lo siguiente:

ü    La evaluación proporciona las bases para emitir juicios de valor que permitan tomar mejores decisiones.
ü    Facilita la determinación del progreso logrado en el cumplimiento de los objetivos y metas del programa.
ü    Sirve para identificar las cualidades y deficiencias del trabajador y aplicar las medidas más convenientes.
ü    Ofrece elementos de juicio para calificar la bondad de los métodos utilizados por el supervisor.
ü    Permite tener bases científicas para reorientar el desarrollo de las actividades escolares.
ü    Sustenta el planeamiento y ejecución de las actividades de retroalimentación, necesaria para la corrección de problemas en la dirección del aprendizaje o en la conducción de la institución.

La evaluación debe concluir con un informe de supervisión:
1.      Elaboración y presentación del informe: En la elaboración del informe se consideran en forma ordenada y coherente los aspectos supervisados, los problemas identificados y las causas que los originan, los acuerdos tomados y las recomendaciones o sugerencias. El diseño comprende:
a)                                                                  Datos referenciales.
b)                                                                  Aspectos supervisados.
c)                  Apreciación sobre la entidad supervisada, referente a: Avance de las acciones educativas; Eficiencia institucional; Supervisión interna.
d)                                                                  Conclusiones.
e)                                                                  Recomendaciones.
f)                                                                    Anexos.

2.      La retroalimentación implica:
ü         Lograr que el supervisado acepte la evaluación asignada.
ü         Brindar orientación y asesoramiento.
ü         Conocer la forma de solucionar las deficiencias.
ü         Verificar el cumplimiento de las recomendaciones y sugerencias.
ü         Reajustar y reprogramar para el logro de los objetivos y metas.




Bibliografía:
Título: La Evaluación del Profesorado y de los Equipos Docentes
Autor: Manuel Álvarez-Juan López;
Editorial: Síntesis Educación
Edición o año: Tercera edición 2007

Título: Evaluación y Acreditación del Proceso de Enseñanza Aprendizaje, en la Perspectiva de una Didáctica Crítica.
Autor: Morán, P.

Páginas WEB:

Compilación:
Lic. Edwin M. Vidal

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada